Soy de esas personas raras que se levantan un día con ganas de comerse el mundo y al día siguiente también. De esas personas que se plantean una meta y no paran hasta alcanzarla por mucho tiempo que pase. Soy de esas personas volátiles que se caen mil veces, se levantan, gritan, lloran y sufren pero que no se rinden. Puedo tener un muro delante que si pienso que se puede de alguna manera lo conseguiré derribar. Si lo sé, soy muy cabezón. Soy de los que piensa que si realmente quieres conseguir algo en la vida tienes que llegar a comportarte casi de manera obsesiva con tus metas y centrarte únicamente en tus objetivos. Puede parecer raro pero los que me conocen saben a que me refiero. Saben que tengo esa manía de hacer las cosas a lo grande, no me basta con ser mediocre. Mis padres no me tuvieron para ser uno del montón. Sé que si hago algo NECESITO que sea a lo grande, necesito ir más allá. No sé que me deparará la vida la verdad, pero sé que sólo tengo una y que muy probablemente no salga vivo de ella. Así que a mí no me vengas con que no puedes, no me cuentes historias y MUÉSTRAME ALGO DE JODIDA PASIÓN por lo que haces.