Hay días que no toca mirar el reloj. Hay algunos en los que simplemente sales a hacer lo que te gusta. A perderte por todos los rincones. Sales a disfrutar del campo. A saltar, a vivir la naturaleza, a subir, a bajar y porque no decirlo, a sufrir como un cabrón.

Después de una dura semana de entrenos para las oposiciones no podía dejar pasar el sábado. 21 km más para la saca pensando en Ronda.

Road to 101 Ronda!!