Ojalá todo fuera fácil, tanto como cree la gente que es. Ojalá todo saliera bien a la primera. Ojalá… Pero ya sabes que por desgracia no es así. Esto no consiste en otra cosa que en derribar el muro a cabezazos. Elegir un camino y convencerse de que no existe otra alternativa. No hace falta un plan B so has elegido bien la meta, solo te hace falta insistir e insistir. Mantente fuerte.